Algunas clínicas se niegan a atender a trabajadores de Cantv
06 jul, 2012 - Esta negativa motivó la protesta de un grupo de trabajadores de empresas de la Alianza Interinstitucional por la Salud (AIS), quienes denunciaron que las clínicas están irrespetando el baremo acordado el pasado 2 de marzo, orientado a regular costos sobre ciertos servicios de salud
Trabajadores de instituciones agrupadas en la AIS protestaron el miércoles frente al Hospital de Clínicas Caracas y el Centro Médico de San Bernardino, debido a que ambas clínicas suspendieron los servicios, a excepción de emergencias, para empleados de Cantv, alegando que esta empresa les debe dinero.

Por su parte, el director de la Asociación de Clínicas y Hospitales (AVCH), Cristino García, negó que se esté incumpliendo el baremo, por lo que justificó que estas clínicas no estén atendiendo a los trabajadores de la Cantv.

“Las declaraciones de Cristino García no reflejan de forma objetiva lo que está sucediendo”, cuestionó José Luis Pinto, secretario Ejecutivo de Fetratel, y representante de los trabajadores de Cantv ante la AIS.

"Tratan la salud como una mercancía y no es una mercancía", señaló Yormer Arellán, vocero de la Alianza Interinstitucional por la Salud, en respuesta a la postura asumida por la clínicas privadas.

José Luis Pinto señaló que los trabajadores están dispuestos a denunciar esta situación ante la Defensoría del Pueblo, el Indepabis, la Fiscalía y la Superintendencia de Precios Justos, y aclaró que por esta razón protestaron el pasado miércoles frente al Hospital Clínicas Caracas y el Centro Médico de San Bernandino.

“Lo que sucede aquí es que las clínicas han inventado nuevos conceptos en las facturas para seguir especulando y exagerando desproporcionadamente los costos. ¿Cómo es posible que la póliza de Cantv haya subido de 30 mil a 110 mil, en la última contratación colectiva, y que aún así no alcance?”.

Tras múltiples reuniones, el pasado 2 de marzo, la AIS y la AVCH llegaron a un acuerdo, sujeto a modificaciones anuales, para regular costos fijos de las clínicas tipo 1 en el área metropolitana. Un día de hospitalización quedó fijado en Bs. 2.300; en el servicio de emergencia, Bs.1.242; en Terapia Intensiva, Bs. 4.700; y en cuidados intensivos intermedios, Bs. 3.200; mientras que el servicio de quirófano fue normado en Bs. 4.750, la primera hora.

Esta semana, Luisana Melo, vocera de la AIS en Cantv, dijo que la contraloría sobre el baremo había revelado el incumplimiento del acuerdo en algunas clínicas.

En relación con el retraso en los pagos, Dávila precisó: “Lo que sucede es que las clínicas, para compensar lo que dejan de ganar por los servicios regulados, están incrementando exageradamente insumos y medicamentos, y no están desglosando lo que facturan. También han incrementado los honorarios de los médicos. Esto último impide la revisión exhaustiva, y eso es lo que ha generado retraso para el pago”, refutó, en rueda de prensa, la delegada de Salud de Pdvsa, Yhomara Dávila, quien mostró facturas en las que un medicamento aplicado en una clínica está incrementado 1.000% en comparación con lo que cuesta en una farmacia.

“Y pese a que hemos debatido largamente sobre los honorarios médicos con la AVCH, las negociaciones se estancaron porque los médicos no aceptan que se regulen sus tarifas, pese a que le planteamos una propuesta que no desmejora para nada a los médicos sino que plantea costos más coherentes. Por ejemplo, para un ginecólogo que cobra 75 salarios mínimos al mes, nuestra propuesta plantea pagarles 51 salarios mínimos al mes”, agregó Yhomara Dávila.

La vocera de AIS explicó que se han detectado aumento en costos de procedimientos de hasta un 280%, y al comparar facturas presentadas por la AIS, cierta clínica detalla 25 mil bolívares por concepto de honorarios médicos, mientras que otra clínica refirió Bs. 100 mil por el mismo servicio y el mismo procedimiento.

“Sólo en 2012, los recursos transferidos por el Estado a las clínicas fueron de más 6 mil millones de dólares, aproximadamente un cuarto de las reservas internacionales. Ellos no están conformen con ningún precio, el problema es que no quieren que los controlen porque el metabolismo capital es insaciable. Las clínicas no han entendido que trabajan con seres humanos no con una mercancía”, concluyó Yosmer Arellán, también vocero de AIS.

Vamos a la calle

Ante los desacuerdos y las anomalías evidenciadas en las facturas, Yosmer Arellano, vocero de la AIS por Seguros Federal, propuso que la lucha debe extenderse hacia la calle: “¿Quién va a apoyar esa especulación desenfrenada? El apoyo popular lo tenemos de nuestra parte.

La AIS agrupa, hasta la fecha, a 36 empresas e instituciones del Estado que decidieron organizarse para tomar acciones frente a la especulación en clínicas y hospitales privados. Entre estas empresas figuran Petróleos de Venezuela, Banco Central, Cantv, Pequiven, Mercal, Corporación Venezolana de Guayana, Lácteos Los Andes, Ministerio para el Comercio, Maderas del Alba, Banco Industrial de Venezuela y Seguros Horizonte.

Las investigaciones previas a la decisión de conformar la AIS consistieron básicamente en la comparación de facturas emitidas por las clínicas, en las que se demuestra, entre otras cosas, que una misma clínica cobra costos diferentes sobre un servicio específico, dependiendo del lugar de trabajo del paciente. Si éste trabaja en Pdvsa, por ejemplo, los costos pueden incrementarse hasta 10 veces.

Finalmente, José Luis Pinto informó que los trabajadores continuarán sus movilizaciones a fin de erradicar la especulación en clínicas privadas.

“Creemos que esta voracidad capitalista se traga nuestras conquistas laborales, ya que aunque aumentemos la cobertura de nuestras pólizas, si los precios siguen sus excesivos incrementos tendremos menos atención. Y esta voracidad capitalista afecta a toda la población, cuyo derecho a la salud le es arrebatado por un sector que se niega a ser regulado”.
Vea También
Si desea consultar nuestra version HTML o descargar PDF haga click aquí.
Publicidad
Archivo de Noticias
Publicidad